Quintana encabezó reunión de trabajo para analizar actualidad del sector bananero

59

El ministro de la Producción y Ambiente Raúl Quintana presidió este martes una reunión de trabajo para efectuar un análisis del sector de producción de bananas en la provincia de Formosa. Además se abordó la tarea de relevamiento de los productores afectados por los vientos ocurridos el fin de semana.

Asistieron el subsecretario de Producción Sustentable Alejandro García, el intendente de Laguna Naineck, Julio Murdoch, donde se asientan el 90% de los productores de bananas de la provincia, el subsecretario de Desarrollo Rural Territorial Martin Amarilla y Guido González director de Producción Sustentable

“Uno cuando se mete en una chacra o recorre los caminos rurales, va viendo los cultivos y se encuentran con los productores, nosotros sabemos que estamos fortaleciendo un cultivo que requiere de varios pisos de trabajo, no se puede hacer todo de una sola vez, es algo que venimos haciendo año tras año, algunas veces vamos más rápido, otras se para un poco, pero nunca dejamos de evolucionar”, sostuvo Quintana.

En ese sentido, el funcionario aseveró que “el Estado siempre está presente”, el Programa NUTRIR y los bolsones solidarios que contienen la mayoría de las producciones, también.

“La producción bananera para esta época siempre se pinta como algo malo y nosotros sabemos que la banana produce mucho bienestar, mucha calidad de vida en los pueblos donde se produce y nuestros productores, con los que hablamos, nos cuentan dificultades o amenazas que tienen los sistemas de producción, pero vemos muy buen posicionamiento de este cultivo”, manifestó.

Y agregó: “Estamos en un momento muy especial para el mundo, cada familia rural tiene su mundo, la gran ventaja que tiene Formosa es que nuestros productores en su mayoría pudieron buscar un sistema que les permita ser sustentables en el tiempo”.

También, el ministro argumentó que existen productores “muy afectados” por la pandemia, el clima y la política de cuatro años “que nos dejó muy mal parados” desde el punto de vista económico, financiero y “sin norte hacia dónde ir”.

“Si no fuese porque la ganadería alcanzó precios muy buenos desde el inicio de esta gestión hubiese sido muy complicada, no digo que no lo es, pero estamos trabajando todos los organismos del Estado para atender especialmente al sector ganadero que requerirá un acompañamiento paso a paso. El sector agrícola que tiene sus particularidades, los productores entendieron que si seguían insistiendo con un sistema de monocultivo estaríamos infinitamente peor de lo que puede pasar ahora”, indicó.

Y aseguró: “Queremos tener un sendero por el cual caminar el Estado nacional, provincial, municipal y las organizaciones de productores que también necesitan recrearse y los vamos a acompañar a que se reordenan y busquemos, entre todos, el sendero sin perder el concepto de la Patria, el bien común”.

Evento climático excepcional

Por su parte, el subsecretario García, brindó detalles acerca de las tareas que llevan adelante para asistir a los productores afectados por el temporal.

“Fue un evento climático excepcional, que afectó a una veintena de productores diversificados que también hacen cultivo de bananas”, precisó; y señaló que, se está realizando el relevamiento de los productores afectados, ya que fueron en distintas colonias y es un proceso que implica varios días.

“Nosotros el sábado recibimos un pedido de dirigentes de la Federación Agraria de la filial Naineck, todavía no habían terminado las lluvias y ya habían subido a redes sociales y presentado pedidos de asistencia de dinero para los productores afectados, sin tener nosotros precisiones de cuántos productores, qué superficie, qué cultivos”, contó el funcionario.

Además, recordó que, ante este tipo de eventos, primero se debe recabar toda la información del personal técnico del Ministerio de la Producción, el PAIPPA y el Municipio implicado, más las instituciones nacionales que trabajan en ese territorio; y luego hay que cumplimentar procedimientos administrativos para pedir una declaración de emergencia agropecuaria a nivel provincial y solicitar recursos que están previstos en la Ley de Prevención y Mitigación de Emergencia Agropecuaria, que sostiene el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Nación.

“La emergencia se puede declarar cuando existan eventos climáticos o de otros tipos que hayan afectado a la producción o capacidad productiva de nuestros productores, hoy se está demostrando que estos fueron afectados por un evento, en este caso fueron vientos, pero nosotros venimos de un año donde se declaró la emergencia agropecuaria en el sector agrícola ganadero y está vigente hasta el 30 de junio de 2021”, detalló.

Y profundizó: “En agricultura fueron afectados varios cultivos en el cual la banana no fue incluido porque no se demostraron pérdidas en la sequía mayores al 50% pero sí hubo afectación y este año con las muy buenas precipitaciones que ya se dieron desde fines del año pasado, el cultivo está en recuperación, en un año muy bueno para el sector productivo de Formosa y en particular para el bananero, estamos iniciando la etapa de cosecha con los buenos precios que se vienen dando”.

Otras asistencias

A su turno, el intendente de Laguna Naineck, Julio Murdoch, esbozó que, desde la semana pasada, los productores bananeros recibieron la asistencia del Gobierno de la provincia, con fertilizantes para sus cosechas.

“Así que estamos en un momento bastante especial, tenemos buena humedad, el productor tiene fertilizante para terminar el ciclo, amén de que ya se estructuró y el año pasado también compraron sus propios fertilizantes, la gente sigue trabajando no solamente en el área banana, sino también otro tipo de hortalizas”, resaltó.

En cuanto a la circunstancia climática acontecida el fin de semana, el primer mandatario municipal enfatizó en la importancia de la “asistencia real del Estado, más allá de las notas periodísticas o de las publicaciones en redes sociales”.

“Para el año 2015 teníamos solamente 1200 hectáreas de banana, ahora los relevamientos nos dan entre 2500 y 2600 hectáreas de banana y la gran parte de ese crecimiento se da gracias a las vitroplantas que es una transferencia tecnología enorme que se hace desde el CEDEVA hacia los pequeños productores, es gratuita y no se da en otros lugares del país”, ejemplificó.

Y continuó: “En nuestra provincia nuestros productores paipperos con pequeñas áreas de siembra tienen la presencia del Estado a través de estas políticas activas, no sólo en estas cuestiones sino también como soporte en la comercialización, porque no olvidemos que el Programa NUTRIR sirve como referenciador de precios y muchas veces tuvo la posibilidad de sostenimiento”.

También Murdoch se refirió a la nueva modalidad de la sociedad paippera y la catalogó como “una metodología de trabajo solidario”, que consiste en entregar un insumo por un fertilizante “y una contraprestación mínima”.

“Nuestros productores valoraron esto y de los 640 sólo uno no aceptó, imagínense el lazo de confianza que hay entre productores y el gobierno de Formosa más allá de acusaciones bastante bajas que tuvieron ciertas organizaciones rurales como que esa asistencia tiene olor a robo o estafa”, reprochó.

Y concluyó: “Igual como dice el gobernador, nosotros respondemos a los productores y el mínimo de energía para responder agravios, es un momento muy especial en donde la recuperación del cultivo se dio rápidamente”.

Por último, la delegada del PAIPPA en la zona y concejal, Norma Galeano, consideró que los productores bananeros “siempre fueron asistidos” por el Ministerio de la Producción.

“El miércoles terminamos de realizar con el ministerio la asistencia a los productores bananeros, donde aceptaron la contra parte de dar por el importe de dos bolsas de fertilizantes, de 100 kilos cada una, por hectárea y ellos deben pagar en cajas de bananas que es para el Programa NUTRIR”, describió.

Según Galeano, dicho fertilizante en la plaza comercial tiene un costo de entre 3 mil y 5 mil pesos, pero el Gobierno provincial tomó la decisión política de mantener el precio en 3 mil pesos y recuperarlo entre junio, julio y agosto.

“Se asistió a más de 368 productores de hasta cinco hectáreas, así que el productor no está desatendido ni sólo, están todos los técnicos visitando a los productores casa por casa”, finalizó.