Parques eólicos: Mariano Macri declarará el 16 de marzo

65

El esperado testimonio de Mariano Macri en la causa sobre la compra y venta de los parques eólicos tiene fecha para el 16 de marzo. El juez Marcelo Martínez de Giorgi logró notificarlo luego de varios intentos fallidos en diferentes domicilios. El relato del hermano de Mauricio Macri en el libro Hermano, del periodista Santiago O’Donnell, aporta algunos datos sobre el negocio de la familia con las energías renovables y cómo se habría hecho el pasamanos que los llevó a conseguir una ganancia cercana a los 70 millones de dólares. Uno de los datos que señala es que otro de los hermanos, Gianfranco, habría tenido un papel central como posible testaferro del expresidente. Se trata de uno de los pocos imputados de este expediente, cuyo nombre aparece asociado, además, a una sociedad constituida en Luxemburgo, Lares Corporation SPF, donde parecen confluir un grupo de otras firmas que intervinieron en la operación con los seis parques. Gianfranco tiene otro frente abierto en el fuero penal económico que se agrava: la AFIP será querellante en el único tramo que quedó en pie de la causa sobre Panamá Papers, donde él es investigado por posible evasión tributaria y lavado a raíz de la detección de movimientos por 6 millones de dólares a una cuenta en Suiza.

La declaración de Mariano Macri es central porque en el libro de O’Donnell dice que el expresidente estuvo detrás de la compraventa de los parques eólicos y que hubo un intermediario, Esteban Nofal, citado por Martínez de Giorgi a dar testimonio también, que se habría llevado una «comisión jugosa». El hermano del exmandatario cuenta que quien compró «fue Socma», pero a la vez para la concesión de los parques sabían que podía haber «un conflicto de interés», «entonces se hicieron de los parques para vender las empresas o poner testaferros en ellas». El otro dato que agrega en una frase contundente es: «en el caso de los eólicos, Gianfranco hizo de testaferro de Mauricio, sin duda alguna».

La investigación de Martínez de Giorgi, que comenzó en 2018, ya acumula una cantidad importante de material y pruebas de sobre la compra y reventa de la concesión de los seis parques eólicos durante el gobierno de Mauricio Macri. Un informe de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAJuDeCo) entregado en mayo de 2019, ya acreditaba que en todas las operaciones de adquisición se repetía un nombre, el de un contador de Socma, Mariano Payaslián, hoy también imputado en el expediente. Payaslián fue clave en la creación de una serie de empresas, apenas Macri llegó a la presidencia y durante 2016, que intervinieron en la compra de parques a la española Isolux. Las principales son las sociedades Sidsel SA y Sideli SA, vinculadas en al menos cerca de un 10 por ciento a Sideco, del Grupo Macri. A la vez tuvieron una controlante, Usir SA (creada a fin de diciembre de 2015), que resultó ser filial de Usir International Holiding (radicada en Barcelona en 2018), manejada por la off shore Rainbow Finance, radicada en Luxemburgo. El mes pasado el diario francés Le Monde y el consorcio de periodistas Organized Crime and Corrupton Reporting Proyect (OCCRP), el diario La Nación en Argentina, revelaron la existencia de otra sociedad en Luxemburgo llamada Lares Corporation que sería la terminal de todo ese entramado y cuyo beneficiario es Gianfranco Macri.

Martínez de Giorgi investiga toda esa red societaria, sus verdaderos dueños y la posible obtención de privilegios o información preferencial en el gobierno de Macri y qué funcionarios los facilitaron. Está imputado el exministro de Energía Juan José Aranguren, quien permitió la continuidad por un tiempo del manejo de cuatro de los parques por parte de Isolux, que incurría en grandes incumplimientos y estaba acusada de corrupción, y luego incluso quedó habilitada a comprar dos más. Después pasó todo a manos grupo Macri, que volvió a vender en pocos meses a la china Goldwind y a Genneia, firma esta última del fallecido banquero Jorge Brito. Los delitos en juego son: negociaciones incompatibles con la función pública y defraudación.

También había sido citada Mariana Nannis, ya que había acusado públicamente a su exmarido, Claudio Paul Caniggia, de haber hecho negocios con el gobierno de Macri «con la energía eólica» por una cifra astronómica, que públicamente situó en 3.000 millones de pesos. El juez le pidió que acredite eso con documentación, pero ella está en Miami, y declarará por zoom. El diputado Rodolfo Tailadhe presentó un escrito donde reitera que el banquero Brito habría sido presionado para comprarle a los Macri a través de una citación a indagatoria en el caso Ciccone, el 22 de noviembre de 2017. El 29 de ese mes, según el diputado, Brito pagó 40 millones de dólares por uno de los parques eólicos (Loma blanca VI) aunque le daría un rédito de 3,5 millones en ocho años.

El otro hermano

La situación de Gianfranco en particular es comprometida en la causa de Martínez de Giorgi y en dos expedientes que tramitan en el fuero penal económico. La causa más nueva, por evasión vinculada con los parques eólicos, está a cargo del juez Pablo Yadarola. Pero hay otra, que es un desprendimiento del expediente por los Panamá Papers, donde Mauricio Macri fue sobreseído, donde Gianfranco sigue investigado por el juez Diego Amarante, por movimientos detectados en un reporte de operaciones sospechosas (ROS) que daban cuenta de la transferencia de dinero de Alemana, desde la firma BF Corporation –de los hermanos Macri– a una cuenta en el banco Safra en Suiza por algo más de 6 millones de dólares, justo unos días antes de la primera vuelta electoral en 2015. La operación es atribuida a Gianfranco y la alerta fue acompañada por comunicaciones de quien lo representaba que pedía destruir documentación ligada a la empresa y la cuenta.

Cuando rechazó el sobreseimiento el juez sostuvo la hipótesis de «la posible comisión de delitos en infracción al Régimen Penal Tributario» ya que ese monto no habría sido declarado ante el fisco. El otro interrogante es, de quién era la plata. Mariano Macri decía que era dinero de Socma, que venía del fallecido Franco Macri, y que había una maniobra defraudatoria. Gianfranco decía que la había blanqueado y que por eso debían sobreseerlo. La novedad es que la AFIP pidió ser querellante en ese expediente y que, todo indica, podrá desde los próximos días intervenir en esa causa.