Nuevas jornadas de vacunación contra el COVID-19 en Formosa Capital y Clorinda

54

Tal como lo anunciara días pasados el gobernador Gildo Insfrán, este sábado 22 la campaña provincial de vacunación contra el coronavirus desplegó nuevas jornadas en la capital formoseña y la ciudad de Clorinda.

En el primer caso, en el Hospital Odontológico de Complejidad Integrada (HOCI), de 8 a 13 horas se aplicó la segunda dosis de la vacuna a los agentes sanitarios, tanto del subsector público como del privado.

A su vez, en Clorinda se hizo lo propio con las personas residentes en dicha ciudad, nacidas en los años 1961 y 1969.

En la segunda ciudad de la provincia, cinco establecimientos educativos albergaron los operativos sanitarios, los cuales se desarrollaron de 7 a 13.

Uno fue la Escuela de Frontera Nº 17 “Manfredi de Hertelendy”, donde se aplicó la segunda dosis de “salud y amor”, tal como en un cartel calificaron a la vacuna Sinopharm, a las clases 1961 y anteriores.

“Estoy muy contento y agradecido con todos los que hicieron posible que esto se realice”, destacó en declaraciones a AGENFOR un hombre tras ser inoculado, mientras que una vecina clorindense subrayó: “Estoy apostando por la vida y la vacuna es una esperanza para nosotros. Gracias a las autoridades por todo lo que están haciendo por los formoseños”.

Asimismo, en la Escuela Nº 454 “Dominga Ayala de Duarte” fue sede de la aplicación de la segunda dosis de la Sinopharm en las personas nacidas en los años 1966 y 1967.

“Al principio tenía miedo, pero me animé y me vacuné. Ahora me dieron la segunda dosis, así que estoy feliz”, comentó una mujer, en tanto que otra señora subrayó: “Muy contenta y preparada para enfrentar la pandemia”.

Acentuó que “estamos apoyando a todo esto, la defensa de la salud”.

En la Escuela de Educación Primaria Nº 492 “Maestra Sara M. Demestri”, que albergó la inmunización de las clases 1964 y 1965, un voluntario militante por la salud y la vida significó: “Asistimos a la totalidad de las escuelas donde se realizó la vacunación de los adultos, ya sea acompañándolos a los centros vacunatorios, evacuando sus dudas y en todo lo que se pueda”.

“Es una experiencia muy buena aportar nuestro granito de arena en esta situación donde tenemos que estar unidos, organizados y fuertes, porque acá nadie se salva solo”, realzó.

Testimonios como esos se repitieron en la Escuela Nº 397 “Brigadier Gral. Manuel de Rosas”, que congregó a las personas nacidas en los años 1968 y 1969 para la inmunización en el marco de la estrategia sanitaria provincial.