Mayans presentó una cuestión de privilegio contra dirigentes opositores y denunció que fue víctima de una operación mediática.

73

Buenos Aires, febrero 4. – El presidente del bloque de senadoras y senadores nacionales del Frente de Todos, José Mayans, presentó hoy una cuestión de privilegio contra los referentes opositores de Juntos por el Cambio, Elisa Carrió, Luis Naidenoff y Alfredo Cornejo, a quienes acusó de “montar un show” contra la estrategia sanitaria de la provincia de Formosa y sólo para desgastar y desprestigiar al oficialismo.

“Lo que han hecho Naidenoff, Carrió, con respecto a la vacuna, es una falta de respeto al pueblo argentino. Y respecto al pueblo formoseño, una falta de respeto a toda la gente que está trabajando en la emergencia, que ha arriesgado su vida durante un año de pandemia, para obtener los resultados que han sido óptimos para la provincia de Formosa. Es realmente vergonzoso lo que hicieron”, fustigó el senador peronista.

Asimismo, dijo haber sido víctima de operaciones de prensa, cuando se le adjudicaron presuntas declaraciones acerca de que en una situación de pandemia caducan los derechos individuales.  “Nunca dije semejante cosa. Nunca pude haber dicho que en pandemia no hay derechos. Todo lo contrario, justamente la estrategia sanitaria de nuestra provincia es defender el derecho supremo que es el derecho a la vida”, aclaró el legislador por Formosa en su intervención de apertura en la sesión especial del Senado de esta tarde.

En ese punto, explicó que “se trató de una operación de prensa de los grandes medios, se trató de una falsa información que ha recorrido los medios. Más que nada es una estrategia comunicacional que apunta, primero, a descalificar, desprestigiar,  humillar y ridiculizar a la persona”, detalló.

Para Mayans, “con esto comenzó la campaña política”. Y, en relación a los dichos que se le adjudicaron y luego fueron replicados en distintos medios, recordó: “Un periodista me preguntó si en Formosa existe el libre tránsito y la libre circulación, y yo le respondí que por supuesto, es un derecho constitucional; pero si una persona tiene covid-19, en primer lugar debe cuidarse y, además, cuidar a las otras personas, eso en lo que respecta a las personas. Pero, aparte, tanto el estado nacional como el estado provincial tienen la obligación de cuidar la salud pública, es decir, deben actuar en consecuencia. En ese caso, el libre tránsito y la circulación no es un derecho absoluto, se ve limitado por la pandemia que estamos viviendo en el mundo. En consecuencia, se toman medidas, que a veces no son las que uno quiere, pero son necesarias para proteger la vida de las personas”, apuntó.

Además, recordó que, previo al episodio relatado, como senador había mantenido una reunión con representantes de organismos de derechos humanos, donde se le planteó la preocupación por la situación de los derechos humanos y de la justicia en la provincia de Jujuy, donde el caso emblemático es el de la dirigente social Milagro Sala detenida por organizar una manifestación política al inicio del gobierno de Cambiemos.

En ese sentido, aseguró que “la respuesta a esa reunión no se hizo esperar: la ex diputada Carrió, el senador Naidenoff y el ex gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, el diputado Cornejo, presentaron un pedido de intervención federal a la provincia de Formosa por el supuesto atropello a los derechos humanos”.

Según el jefe de la bancada oficialista de la Cámara Alta, así empezó la campaña que dijo ya es conocida por ser la misma estrategia que llevó al gobierno nacional al ex presidente Macri. “Durante mucho tiempo trabajaron en el desgaste, en el desprestigio, en el descrédito, y contra el honor, de la dirigencia política que defiende a los movimientos populares”, reseñó. Y aseveró que de igual manera se operó en la actual situación. “El ataque al gobierno de la provincia de Formosa fue feroz”, contó.

Recordó que, al inicio de esa operación mediática, la provincia tenía diez muertos y ahora tiene, lamentablemente, doce fallecidos por Covid. Pero insistió en que la dirigencia opositora, que cuestiona los derechos humanos en Formosa, no aparece tan preocupada por la situación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que conduce el macrista Rodríguez Larreta, que “tiene seis mil muertos”. “Encima hacen una distinción entre residentes y no residentes: muertos residentes son seis mil, muertos no residentes son otros dos mil. Es decir que en total tiene ocho mil muertos. Eso sí es de preocupación, y fue lo que yo dije al periodista que me entrevistó”, comentó Mayans. La referida segmentación de fallecidos responde a una maniobra para manipular el coeficiente de fallecidos que tiene la Ciudad, “porque es uno de los coeficientes más altos América el de la ciudad de Buenos Aires y vienen a Formosa a querer hacer un show con este tema”, interpretó el formoseño.

“Al 31 de diciembre del 2020, nosotros teníamos 58 casos activos y, lamentablemente, un fallecido. Después, con las fiestas, hubo muchos ingresos de otras partes del país, y pasamos a tener más de mil casos y, en corto plazo, nueve muertos”, comentó. Dijo que era de esperar que, ante un incremento de casos, el gobierno de la provincia estableciera el bloqueo y comenzara a trabajar en solucionar el tema. ”Hoy, podemos decir, gracias a Dios y a la estrategia del personal de Salud, que tenemos 60 casos activos en toda la provincia y, lamentablemente, doce muertos”.

Luego puso como ejemplo lo que sucede en los estados que rodean a Formosa. “Jujuy, casi mil muertos; Salta, más de mil muertos; Chaco, casi mil muertos; y el vecino país de Paraguay, casi tres mil muertos”. Y volvió a apuntar contra los opositores al indicar que, sin embargo, “en esta pandemia, la oposición ve una oportunidad para montar un show”.

También, recordó cuando se votó la autorización al Estado Nacional para hacer gestiones para conseguir  la vacuna contra el covid-19. “En el Senado, hubo gente de la oposición que la votó en contra y otra que la acompañó en general pero votó en contra varios artículos”, dijo memorioso.  Para después mencionar que “la ex diputada Carrió, que tiene mucha prensa y representa a esos medios, salió a decir que se trataba de un pacto espurio entre Cristina y Putin”.

Además, señaló que, luego, el mismo grupo político tuvo la idea de hacerle una denuncia al presidente Alberto Fernández “por envenenamiento al pueblo argentino”. “De esa forma trataron la pandemia, con esa irresponsabilidad se manejaron”, agregó. “Resulta ser que hoy es la vacuna que tiene mayor prestigio en  el mundo y la que tiene menor costo”, remarcó el legislador, entre otros de los puntos que tocó en su cuestión de privilegio para desenmascarar la maniobra opositora.