“La situación sanitaria y epidemiológica de Clorinda no es fácil”, recalcó Gómez

55

Durante la conferencia de prensa brindada este martes por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, el ministro de la Comunidad a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano, Aníbal Gómez, se refirió al estado sanitario y epidemiológico que enfrenta Clorinda y aclaró que en la ciudad de Formosa no hay más casos que en esa ciudad.

Para afianzar este concepto, se remitió a los números. “En Clorinda tenemos hasta hoy un total de 268 casos diagnosticados y en Formosa capital 126. En lo que hace a casos activos, es decir personas que actualmente están cursando la enfermedad, en Clorinda son 57 y en Formosa 25. Después, tenemos contactos estrechos que están en cuarentena; en Clorinda son 105; en Formosa, 94”, detalló el funcionario provincial.

Asimismo, mencionó que de las 11 personas fallecidas a causa del coronavirus en la provincia, siete son de Clorinda. “Son siete los clorindenses que perdieron la vida a causa de este virus; en Formosa ninguna. Esto es un indicativo muy fuerte de cuál es la situación sanitaria y epidemiológica de esta ciudad. Es por ello que llamamos a la reflexión a todos: a las personas, familias, al equipo de salud de Clorinda, a que tomemos conciencia de que la situación no es nada fácil”, apuntó.

En párrafo seguido, se refirió a la “presión demográfica que ejerce Asunción y todo Paraguay sobre Clorinda”, marcando que el vecino país “tiene muchísimos casos diagnosticados y los hospitales prácticamente no dan abasto para realizar la atención sanitaria a los enfermos por COVID-19, y que son altísimos los costos que deben pagar los pacientes para acceder a los servicios de salud. Sabemos que todo ese país tiene la presión de Brasil, un país con uno de los mayores números de infectados y muertos del mundo. Paraguay tiene abierto el comercio y el tránsito con Brasil, por lo tanto, rápido pasa desde Ciudad del Este a Asunción, y desde allí tenemos la presión con Clorinda, lo que los coloca en una situación especial”.

Finalmente, instó a todos los clorindenses a “tomar conciencia de esto”, “no automedicarse y concurrir al médico ante el primer síntoma”, y pidió al equipo de salud local que “redoble los esfuerzos para realizar más diagnósticos y detectar más a tiempo a los pacientes porque así su tratamiento es muy diferente. Cuando se los detecta tardíamente y son trasladados al Hospital Evita, luego de días de evolución -como está ocurriendo cada vez con mayor frecuencia-, recibimos pacientes en grave estado, y es muy difícil retrotraer esa situación y lograr una buena evolución”.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Jorge Abel González, también realizó un aporte sobre esta situación, enfatizando que en todas las medidas que se toman con Clorinda “no hay un interés distinto que el sanitario”.