La Policía detuvo a un sujeto que tenía en vilo a vecinos de Palo Santo y secuestró varios gramos de marihuana .

Efectivos policiales pusieron tras las rejas a un sujeto y secuestraron marihuana, dinero y una balanza, entre otros elementos que interesan en la causa, en el barrio Primavera de Palo Santo.
También hubo agresiones verbales y elementos arrojados por unos 40 familiares y amigos del imputado, con la finalidad de entorpecer el procedimiento.
En el marco de una causa judicial por los delitos de “Hurto, Amenaza con el Uso de Arma Blanca y Lesiones en Contexto de Violencia de Género”, sustanciada con intervención del Juez de Instrucción y Correccional N° 6 de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia, efectivos de la Comisaría Palo Santo realizaron la investigación y solicitaron la orden de allanamiento para la detención del imputado.
Con la orden en mano otorgada por el magistrado, el viernes a las 12:30 horas, el jefe de esa unidad operativa y los efectivos se trasladaron hasta la avenida Saavedra y calle Ítalo Camera del barrio Primavera de esa localidad, donde pese a tomar conocimiento de la medida judicial, la propietaria del inmueble cerró la puerta con llave para impedir el ingreso de los auxiliares de la justicia.
Ante la situación, tuvo que hacerse uso de la fuerza para acceder a la casa, tiempo aprovechado por el sujeto para tomar algunas pertenencias y darse a la fuga por el patio hacia casas lindantes.
Mientras se rodeaba la manzana para evitar la fuga del sujeto, otros efectivos continuaron con el mandamiento judicial y secuestraron un cuchillo, una balanza digital de precisión, un frasco con sustancia vegetal con olor y características similares a la marihuana, semillas presumiblemente de la misma sustancia, en un cenicero se encontraron restos de colillas de cigarrillos caseros (porros) y papel para fabricar esos cigarrillos, procediéndose al secuestro bajo acta por separado.
En la continuidad del procedimiento, se acercaron al lugar en primera instancia unas 10 personas, para luego sumarse otras más, totalizando al menos 40 familiares del hombre buscado, quienes agredieron a los efectivos policiales verbalmente.
Luego arrojaron algunos elementos contundentes buscando la reacción de los uniformados, además de evitar la aprehensión.
También se presentó un abogado en carácter de representante del sujeto buscado y su familia, realizando todo tipo de maniobras para distraer a los uniformados.
Pese al panorama hostil demostrado por los familiares quienes, lejos de colaborar, lo cubrían para que trate de huir del lugar.
Después los policías constataron que la persona buscada se había pasado en primera instancia a una casa lindante y de allí a otra, situación que se informó al juez de turno vía telefónica, motivando que se rodee la manzana hasta tanto expida una nueva orden de allanamiento para las dos demás viviendas.
El magistrado otorgó inmediatamente dos órdenes de allanamiento para las dos casas linderas y proceder al secuestro de todos los elementos de interés a la causa, más la efectiva detención del sujeto.
Con la orden en mano y testigos de actuación se dio continuidad al procedimiento y se requisó ambos inmuebles.
Al llegar a la vivienda de la calle Ítalo Camera al 800 del mismo barrio, la propietaria cerró la casa con llave y se retiró, debiendo hacer uso de la fuerza para ingresar por una puerta posterior, y tras verificar un dormitorio encontraron al sujeto buscado debajo de una cama, quien opuso tenaz resistencia al procedimiento, siendo reducido para luego colocarle las esposas por razones de seguridad para el personal actuante.
Tras la requisa personal del sujeto de 26 años, se hallaron en su poder un teléfono celular, 10.900 pesos en efectivo, cuyos elementos fueron secuestrados en acta por separado.
A raíz de la tensa situación y el grado de agresividad demostrado por los familiares, se trasladó al detenido y los secuestros hasta el móvil policial, mientras que los policías recibieron en el trayecto agresiones e impactos de elementos contundentes sin responder a los ataques.
Con la colaboración del personal de la Delegación de Drogas Peligrosas Pirané, la sustancia vegetal fue sometida a la prueba de orientación química, arrojando positivo para varios gramos de mariana.
El resultado se informó al Juez de Instrucción y Correccional contra el Narcocrimen de esta ciudad, quien dispuso la sustanciación de una causa judicial por Infracción a la Ley 23.737, con intervención de la justicia.
Estas dos causas no fueron las únicas y también se lo notificó de su situación legal en otras dos causas judiciales, una vinculada a la Ley de Estupefacientes y otra del 2020 iniciada en la Subcomisaría República Argentina caratulada “Amenaza en Contexto de Violencia de Género”.
Los pobladores de esa localidad felicitaron a los funcionarios públicos por el profesionalismo demostrado, como así de la aprehensión del sujeto reconocido en el pueblo por sus actividades ilícitas y presunta venta de estupefacientes; expresando además que el sujeto amenazaba a los vecinos para evitar que lo denuncien o colaboren con la Policía; afianzando una vez más los lazos de confianza entre la fuerza provincial y su comunidad.