La Policía detuvo a un hombre que sustrajo hierros de una obra en construcción y lesionó a un efectivo

54

Efectivos del Comando Radioeléctrico Policial de Clorinda detuvo a un hombre de 30 años que sustrajo hierros de una obra en construcción del barrio 6 de Enero de esa ciudad.

Durante el procedimiento, intentó darse a la fuga y lesionó a un efectivo policial pero los uniformados recuperaron lo sustraído y el hombre fue puesto a disposición de la justicia.

El caso ocurrió el domingo por la mañana, personal de la Brigada de  Investigación del Comando Radioeléctrico Policial de la Ciudad de Clorinda, recorría la avenida Juan José Bogarin y Francisco Bogarin, cuando observó a un sujeto que arrastraba hierros utilizados para la construcción, razón por la cual fue interceptado.

Al consultarle por la procedencia de los hierros, dijo haberlos comprado en una ferretería, pero al notar que el mismo se tornaba nervioso, se realizaron las averiguaciones por el sector.

En ese interín, el sujeto empujó a los efectivos para darse a la fuga y un agente lo persiguió hasta alcanzarlo pero lejos de calmarse, el sujeto empezó a lanzar golpes de puños y patadas al funcionario policial, logrando lesionarlo en el sector de la rodilla izquierda.

Luego se tomaron las medidas necesarias para reducirlo pero el hombre en todo momento opuso tenas resistencia, hasta que lograron colocarle las esposas de seguridad y fue trasladado a la sede policial, donde se le secuestraron los hierros, documentados por personal de la delegación de Policial Científica de esa ciudad.

Los efectivos realizaron las averiguaciones, donde lograron establecer que los hierros fueron sustraídos de una vivienda en construcción ubicada en Tacuarí, entre avenida Fray Luis Piamonte y Calle Padre Francisco Palacios, del barrio 6 de Enero de esa ciudad, lugar donde se constataron  rastros de donde se encontraba el hierro y arrastres recientes del mismo. 

Una vez finalizadas las diligencias en el lugar de los hechos, se procedió al traslado de la persona demorada y del efectivo lesionado hasta el hospital local, a fin de ser examinados por el Forense Policial de turno.

Los secuestros fueron reconocidos por el damnificado como de su propiedad, mientras que el hombre fue notificado de su situación legal, quedando alojado en una de las celdas de la dependencia, a disposición de la justicia.