Steven Zhang tiene apenas 29 años y se convirtió en el presidente más joven de la historia de Internazionale, club al que le modificará el nombre.

penas llegó, comenzó a cambiar todo. Steven Zhang tenía nada más que 25 años cuando el gigante chino Suning Holdings Group, liderado por su papá, Zhang Jindong, adquirió la mayoría accionaria de Internazionale, de Milán. Hoy, a los 29, él es el presidente del club y ya decidió, por una cuestión de imagen comercial, cambiarle el nombre al club, algo que despertó enorme malestar entre los hinchas más tradicionalistas.

Hay que remontarse a 2016 para conocer los detalles de esta historia. Empleados que siguieron su comportamiento desde los primeros días definieron con una frase la forma en la que el joven Zhang se involucró en su nuevo trabajo. «Quería saber todo y tener el control de todo. Desde cuestiones de marketing hasta la posición de las máquinas de café», contaron.

Ahora, según un informe de La Gazzetta dello Sport, la entidad está a las puertas de cambiar oficialmente de nombre. A principios de marzo dejará de llamarse «Football Club Internazionale Milano», tal su denominación desde su fundación. Ahora será simplemente «Inter Milano».

Según el periódico italiano, cambiará también el escudo, para tener una imagen más estilizada y renovada, con las letras I y M como imágenes principales. El proyecto está en marcha desde hace varios meses y el nuevo escudo ya fue aplicado en varias pruebas en productos del club.

 

Steven Zhang con el argentino Javier Zanetti, una gloria y vicepresidente de Inter; la cotización del club creció un 41% desde la llegada del grupo inversor chino.
Steven Zhang con el argentino Javier Zanetti, una gloria y vicepresidente de Inter; la cotización del club creció un 41% desde la llegada del grupo inversor chino.

Origen de la dinastía Zhang

Zhang Jindong es el dueño del grupo comercial Suning. En los orígenes, en 1990, se trató de un local de venta de electrodomésticos, pero su crecimiento fue enorme. Hoy es la mayor cadena china, con más de 1200 puntos de venta en el país.

El siguiente paso fue diversificar sus unidades de negocio y ampliar sus horizontes: logística, tecnología, bienes raíces, deportes, medios e inversiones en general. En síntesis, hizo una fortuna estimada en 9500 millones de dólares por la revista Forbes.

Cuando Jindong adquirió la mayoría accionaria de Inter, en 2016, su hijo, el joven Zhang Kangyang, que cambió su nombre a «Steven Zhang» para sus relaciones comerciales en el mercado occidental, apenas había terminado sus estudios en la Academia Mercersburg, de Pensilvania, Estados Unidos. Allí se especializó en finanzas y comercio electrónico y se graduó con honores en una licenciatura en economía.

Lautaro Martínez y Romelu Lukaku, dos referentes futbolísticas de Inter.
Lautaro Martínez y Romelu Lukaku, dos referentes futbolísticas de Inter. Crédito: Twitter

 

El grupo pagó entre 700 y 750 millones de dólares por 69% del paquete accionario de Inter, un 25% más que el valor estimado. Dos años después, Steven Zhang fue nombrado como el presidente más joven de la historia del club, a los 27. La cotización de la organización aumentó un 41% desde la llegada del grupo chino, el mayor crecimiento entre todas las entidades europeas. Y ya forma parte del Comité de Competiciones de la UEFA.

El camino de Juventus

Lo de Inter no sería una novedad. La situación se asemeja mucho a la vivida por Juventus, que en 2017 diseñó un nuevo escudo y otra imagen corporativa, que rompía radicalmente con la anterior. A juzgar por la situación actual, no hubo mayores rechazos en Turín. Claro que los resultados en los últimos años acompañaron la renovación. En cambio, Inter no gana un título desde 2011, cuando conquistó la Copa Italia.

Por otro lado, muchos rumores indican que Inter se encuentra en graves problemas financieros. Tantos que a principios de año se habló de la posibilidad de que Zhang se desprendiera el club. Según versiones periodísticas, el banco de inversión Rothschild buscaba accionistas para reemplazar a LionRock, la empresa que es dueña del otro 31% de las acciones de Inter, y también para vender todo el paquete que posee Zhang. El joven empresario chino se vio obligado a emitir un comunicado para desmentir la especie. «Las informaciones son falsas y carecen de base», escribió.

La decisión de los propietarios de Inter de cambiar el nombre del club, según especula La Gazzetta dello Sport, provocará malestar en ciertos sectores de los aficionados. Sin embargo, la determinación de modernizar la imagen ya está en marcha.