En Formosa, 792 de los casos activos de COVID-19 son menores de 18 años

56

El director del Hospital de la Madre y el Niño, doctor Víctor Fernández reveló que existen en la actualidad 792 casos activos de COVID-19 en menores de 18 años. En el país este grupo es de 288.090 personas.

El pediatra explicó cómo afecta el virus a bebés y niños, cuáles son sus síntomas y cómo se debe actuar ante la presentación de los mismos en niños.

Al participar de la conferencia dominical del Consejo de Atención Integral de la Emergencia “Dr Enrique Servián”, explicó que en el hospital atendieron hasta el momento a 21 mujeres con Covid positivo que dieron a luz a sus bebés.

“Creamos un quirófano exclusivo para COVID-19 para atender a estas pacientes que llegan con este diagnóstico, para evitar que el resto de los quirófanos queden bloqueados y así trabajar lo mejor posible dentro del hospital, por si hay alguna urgencia o algún paciente necesite realizarse alguna cirugía” detalló.

Señaló que hasta el momento no tuvieron recién nacidos con coronavirus pero sí “se detectó hace unos días, en un bebé de 14 días internado en el Hospital junto con su mamá que es COVID positivo”.

Aclaró que allí el contagio se da a través de los cuidadores o de la propia madre, que le puede transmitir el virus al bebé, por lo tanto es necesario extremar las medidas de prevención a la hora de manipular a una criatura, por parte de su madre, por ejemplo al cambiar los pañales, dar de amamantar, con el permanente lavado de manos.

Síntomas en niños

El pediatra enumeró los síntomas de COVID-19 en recién nacidos o bebés de meses: fiebre mayor de 37,5 grados, congestión nasal, aleteo, palpitación entre otros.  “Varias enfermedades pueden presentar estos síntomas, entonces es necesario identificar a la mamá, si es positiva o no. Si es positiva, tomar todos los recaudos necesarios y si es sospechosa o contacto estrecho, tomar todas las precauciones para evitar contagiar al bebé”.

Hospital de la Madre y el Niño

Respecto al diagnóstico, señaló que en menores de dos años se realiza un aspirado nasal o un hisopado bucal que se toma de la saliva, mientras que los mayores de 2 años hisopado bucal o hisopado nasal.

En cuanto a los niños, los síntomas pueden ser: fiebre o escalofrío, congestión nasal o goteo de la nariz, dolor de garganta, cabeza, náuseas o vómitos, diarrea. Además, falta de apetito, comer poco, pérdida del gusto o del olfato, dolor abdominal.

Aconsejó que ante la aparición de estos síntomas, se debe bajar la fiebre con analgésicos (paracetamol o dipirona), hidratación continúa, mantener su sistema inmunológico fuerte con alimentos variados (comida casera, frutas y verduras), realizar un aislamiento domiciliario en su habitación y mantener un seguimiento telefónico a través de su médico pediatra.

Señaló que ante la aparición de estos síntomas, es necesario descartar coronavirus, porque es la “enfermedad prevalente que tenemos en estos momentos. También vamos a tener otras patologías respiratorias, pero primero tenemos que descartar COVID para tomar todas las medidas necesarias en la familia y para que los padres sepan el diagnóstico real” aclaró.

Recordó Fernández que hay 792 casos positivos en menores de 18 años, “cualquiera de ellos pueden llegar a tener una neumonía y sí o sí hay que descartarla. Por supuesto al tener enfermedades mucho más peligrosas, como una neumonía y con un COVID positivo, es un paciente de alto riesgo, necesita internación, estar controlado, y muy posiblemente oxígeno y terapia intensiva”.

Dijo que si alguno de ellos tiene alguna comorbilidad como diabetes, hipertensión, obesidad o alguna patología neurológica o metabólica, “todos estos pacientes son de alto riesgo”.

Fernández se refirió además a los niños con asma, enfermedad crónica, que “en épocas invernales comienza a manifestarse en forma más continua”.

Detalló que existe un 15% de pacientes asmáticos que sobre todo en otoño o en invierno, se agitan y les falta el aire. Aquí explicó que en caso de que el paciente asmático también tenga COVID, deberá seguir con el tratamiento indicado por su médico, “utilizar los inhaladores habituales, evitar el nebulizador e informar a su médico de cabecera para realizar una consulta posterior”.

Recomendaciones

El director del Hospital sugirió que en casas con niños, se enfatice el lavado de manos, la utilización de barbijos en mayores de 2 años, usar desinfectante de manos, no tocarse la cara, cubrirse al toser y estornudar, evitar el contacto cercano de otras personas, utilizar los elementos propios de cada niño y limpiar los objetos electrónicos que pueda utilizar en forma continua.