Defensa al Consumidor denuncio penalmente a dirigentes políticos que ejercieron violencia sobre trabajadoras de la Institución

79

El arquitecto Edgar Pérez, a cargo de la subsecretaría de Defensa del Consumidor lamentó la manifestación llevada a cabo por un grupo de empresarios y empleados gastronómicos frente al organismo, que derivó en persecución y agresión verbal hacia empleados de esa oficina pública. Adelantó que se radicó una denuncia penal por las agresiones recibidas por los servidores públicos.

En contacto con Agenfor señaló que “Algunos que se creen que tienen más derechos que los que le da la ley, y se creen una casta dentro de la sociedad, intocables, parece que profesan el odio y la anarquía absoluta, porque en nombre de la libertad y la democracia, ejecutan actos contra los intereses del pueblo formoseño, contra la integridad física de otros formoseños”.

“Podrá gustarte o no el partido político que hoy gobierna esta provincia, pero para nada eso da derecho para agredir como lo hicieron” señaló el funcionario.

Recordó que el organismo a su cargo, lleva adelante pautas que son establecidas por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, creado mediante decreto y ratificado por Ley N° 1697 de la Legislatura provincial.

“Ellos abiertamente desafiando al gobierno, proponiendo la anarquía, cualquier tipo de violencia para sostener su situación e incrementar los contagios, llamaron a todos los comerciantes a la rebeldía para abrir las puertas fuera de los horarios establecidos por el Consejo” destacó.

Señaló que los hechos comenzaron la noche del lunes, cuando fiscalizadores que realizaban sus tareas fueron “Recibidos con violencia de todo tipo, filmados con celulares. Los persiguieron en todos los locales, los mismos señores que promueven la violencia y el alcohol como bebida para agitar a los jóvenes a la rebeldía”.

Dijo que incluso fueron amenazados, lo que motivó denuncias penales contra los propietarios de los locales comerciales que ejercieron esa conducta.

Avanzó Pérez en señalar que estas acciones estuvieron avaladas por la oposición política:  senadores, diputados y concejales quienes “ también estaban incitando a los comerciantes a hacer una manifestación frente a la Subsecretaría porque no iban a permitir que un organismo del Estado vaya a controlarlos” destacó.

Ya el día martes, frente al edificio de la Subsecretaría, se llevó adelante una manifestación, de la que también participaron miembros de todo el arco opositor, y la concejal Gabriela Neme, a quien identificó también como opositora, y allí se produjeron disturbios.

Denunció que los manifestantes amenazaron nuevamente a los empleados de la Subsecretaría e incluso con prender fuego el edificio.

“Esperaron a que saliera el último de los compañeros y les hacían cordones, agrediéndoles, diciéndoles barbaridades. Las últimas cuatro compañeras que salieron, las persiguieron más de doscientos metros, hostigándolas, amenazándolas de muerte, diciéndoles que ya se iban a acordar de ellos, que las iban a ir a buscar a su casa y que nunca más iban a pisar un local para fiscalizar, porque se iban a arrepentir de ser fiscalizadores del gobierno de Gildo Insfrán” graficó.

Dijo Pérez que además, concejales de la oposición exhibían carteles difamatorios hacia su familia.