COVID-19: “El resto del país le debe a Formosa la protección de la frontera” con Paraguay

24

El médico sanitarista Jorge Rachid, asesor del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, destacó las políticas sanitarias implementadas por el Gobierno provincial para enfrentar la pandemia, subrayando que “el resto del país le debe a Formosa la protección de la frontera” con el Paraguay, que frenó la entrada de la virulenta variante Manaos.

En diálogo con AGENFOR, el especialista no dudó en calificar al coronavirus en términos bélicos: “Es una guerra que se libra hace un año y medio y que nos ha matado a 96 mil argentinos”, manifestó.

En ese contexto, aseveró que “hay muchos mártires de todo tipo”, entre los cuales nombró al personal de la salud, los docentes, los no docentes, los trabajadores sociales, los recolectores de residuos y todos los esenciales que “han muerto para que los demás vivamos”.

Mencionó también a “los héroes que todos los días trabajan y no van a sus casas por miedo a contagiar a sus familias”, destacando en esa línea que “como en toda guerra, la mayoría del pueblo argentino comprendió la necesidad de la solidaridad social compartida y por eso pudimos vencer a los anti-vacunas, aquellos que atacaron las políticas sanitarias del país”.

Planteó que “como en toda guerra, hay desertores”, a quienes no dudó en llamarlos “traidores a la Patria”, porque “pusieron en riesgo y de rehenes a 45 millones de argentinos”.

“En nuestro país se puede ser peronista, anti-peronista, socialista, liberal, conservador, pero lo que no se puede ser es anti-patriota”, afirmó tajante.

En ese sentido, tras enfatizar que “no se puede atentar contra el pueblo argentino”, sostuvo que “las políticas sanitarias fueron sagradas en todo el mundo, menos en la Argentina”, ya que “el principal partido de la oposición embistió desde el primer día de la cuarentena”.

Vacunación

“En unos 60-70 días, vamos a tener una primavera feliz a nivel nacional, con ritmo de vacunación”, acentuó, poniendo de resalto que “Argentina es el país número 24 en provisión de dosis y el 18 en inoculación”.

Remarcó que “estamos vacunando a dos millones y medio de argentinos por semana, más de 400 mil por día”, por lo cual “como viejo médico sanitarista y cirujano me emociono hasta las lágrimas viendo a nuestros chicos y chicas, nuestros jóvenes, trabajadores sociales, sanitarios y promotores trabajando como lo están haciendo junto al pueblo”.

Además, aseguró que “vamos hacia una normalidad cuidada”, ponderando que “tenemos la satisfacción de que un Gobierno Nacional popular ha librado esta guerra con lo máximo que se puede dar, el corazón abierto, corrigiendo errores y situaciones, buscando más vacunas”.

Formosa

Respecto de las medidas sanitarias adoptadas por el Gobierno de Formosa para enfrentar la pandemia, el doctor Rachid fue categórico al condenar las feroces críticas hacia la provincia y el gobernador Gildo Insfrán.

Tanto desde la oposición política como medios concentrados porteños, amparados por fallos de sectores de la Justicia, “necesitaban demoler el estatus sanitario de Formosa, al igual que el manejo pandémico que tenía el Gobierno Nacional”, repudió.

“Por mi amor a Formosa y la Patria, salí a defender públicamente en los medios con la convicción de que había dos cuestiones centrales que la provincia le brindó a la República Argentina”, consignó a esta Agencia, precisando que la primera fue la protección de su propio pueblo con una política sanitaria “excelente” durante el año 2020.

La segunda, en tanto, se trató del cierre de 400 kilómetros de frontera con el Paraguay, que “evitó que entrase e irrumpiese la variante Manaos”.

Es decir que “el resto del país le debe a Formosa la posibilidad de haber clausurado esa frontera”, hizo notar.

Del mismo modo, evidenció que también que “gran parte del odio hacia Formosa es por la detención de los camiones del contrabando sojero”.

Ello “alteró los ánimos de algunos personajes provinciales muy emblemáticos que llegaron a la diputación nacional por ser parte de la Mesa de Enlace, la estafa y la trapisonda que le saca los recursos al país y después dicen que son la Patria, es decir ese mal llamado ‘campo’ que en realidad es una chacra de negocios espurios y evasión impositiva, como se está demostrando”, concluyó.