Efectivos de la Policía de la provincia allanaron dos viviendas, la primera en el barrio 240 Viviendas y la segunda se llevó a cabo en el barrio Porteño Norte de nuestra ciudad, desarticulándose un importante centro de distribución de drogas casi 6 kilos de cocaína valuada en 12 millones de pesos.

En la oportunidad se procedio al secuestro de gran cantidad de cocaína en panes y fraccionados para comercializar al menudeo, como así la detención de dos sujetos masculinos, mayores de edad, sindicados como responsables de los centros de distribución en cuestión, uno de ellos, empleado municipal y otro ex Prefecturiano.

Los allanamientos fueron direccionados por la Dra. Zunilda Gauna, Juez de Feria y la Dra. Josefina Perez, secretaria de Feria, quienes estuvieron presente en todo momento acompañando al personal de la Delegación Drogas Peligrosas de nuestra ciudad, asimismo se contó con la colaboración de dotación y móviles dependientes de la Unidad Regional Tres.

De esta manera, y merced al trabajo investigativo desplegado y la obtención de datos de vital importancia para el esclarecimiento del hecho, llevadas a cabo por personal de la Delegación Drogas Peligrosas de nuestra ciudad, se pudo establecer la identidad de los sospechosos, mediante los cuales la Magistratura local expidió las respectivas órdenes de allanamiento.

La diligencia se concretó alrededor de las 12,30 horas extendiéndose hasta las 16,00 horas aproximadamente, lográndose el secuestro 5.700g de clorhidrato de cocaína distribuidos en panes y envoltorios fraccionados para la venta al menudeo, además de celulares, vehículos automotores, dineros en efectivos y elementos de corte y pesaje de dicha sustancia.

Una vez finalizado la requisa respectiva, el personal de la Dirección General de Drogas Peligrosas, mediante la utilización de reactivos químicos, determinaron que las sustancias incautadas se tratan de cocaína de máxima pureza, equivalentes a un total de cincuenta mil dosis o bagullos de cocaína, con un valor estimativo de 12 millones de pesos, sustancia ilegal que la policía logra retirar de las calles tras un arduo labor investigativo.

Tanto secuestrados como los detenidos fueron trasladados hasta la sede policial, donde permanecen a disposición de la Justicia.