«Clorinda ha vacunado a casi el 95% de la población docente con la segunda dosis» aseguró el Dr. Daniel González, Jefe del Distrito Sanitario 12

47

En nuevo operativo de inoculación en la ciudad de Clorinda el personal educativo recibió la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus

El médico Daniel González, responsable del Distrito Sanitario Nº 12 de la ciudad de Clorinda, se refirió a la campaña de vacunación al personal docente de esa ciudad, en donde recibieron la segunda dosis contra el COVID19.

En dialogo con Agenfor calificó este momento como “un gran logro y un esfuerzo” del gobierno provincial, a través del Ministerio de Desarrollo Humano y el gobierno nacional, en el que a partir de una plan estratégico sanitario acertado brinda una cuota de tranquilidad y esperanza para el personal docente.

“Clorinda ha vacunado a casi el 95% de la población docente con la segunda dosis, demostrando así un excelente nivel de protección” valoró.

En esa misma línea agregó que la estrategia sanitaria de prevención, a través de la vacunación planificada teniendo en cuenta criterios epidemiológicos, coloca a Formosa dentro de las provincias con mayor nivel de cobertura, incluso con el mayor rango del grupo etario protegido y además, desde el Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia, se avanzará en la inoculación a personas con factores de riesgo residentes en capital, en esta primera etapa los nacidos entre 1970 y 1980, resaltó.

Y avanzó en señalar que el resultado de este efecto protector de la vacuna, es la realidad de Clorinda, donde se observa que el grupo de personas infectadas con desenlaces severos y graves inclusive, está disminuyendo en la edad.

Asimismo puso de relieve que la otra estrategia que ya se está desarrollando en esa ciudad para abordar la pandemia, es la aplicación del suero equipo hiperinmune, destacando que la infusión se realiza en el hospital local y también en uno de los Centros de Asistencia Sanitaria (CAS) que funciona en la Escuela N° 410.

Esfuerzo mancomunado

González aseveró que la segunda ciudad se mantiene constante en el número de positivos en estas últimas semanas, pero no hay “un secreto” para lograr esto, sino que se alcanza a partir de un esfuerzo mancomunado, “inculcando a la población que de esta situación salimos todos juntos” solicitud pregonada desde el inicio de la pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), explicó e insistió en evitar los eventos supercontagiadores sociales, incluso reuniones con nuestros familiares en donde no se respetan las distancias sociales.

“No hay mejor satisfacción que la comunidad comprenda de que todos debemos formar parte de la solución, es decir tener conciencia ciudadana” remarcó, destacando que esto se ve reflejado en el amesetamiento de casos de coronavirus en Clorinda.

Sistema sanitario robustecido

Por otra parte, expresó que si bien tenemos un sistema sanitario muy robusto y fortalecido en toda la provincia de Formosa, también es necesario colaborar con él, ya que estamos en un momento de tensión, en el que con el aumento de contagios, se incrementan de manera exponencial las demandas en consultas en las guardias y “no podemos negar la gran vocación de servicio de los que conforman el equipo de salud, pero debemos colaborar”, consideró.

Además, se refirió a la posibilidad de una nueva variante en Clorinda, distinta a la cepa Manaos, porque desde la atención sanitaria se observó que se postergaba la positividad en la PCR de algunos pacientes con síntomas o hisopados negativos en repetición,  que posteriormente, con el avance de los días recién arrojaban positivos o presentaban cuadros febriles.

Remarcó que hoy esos cuadros no son los más frecuentes, pero “hay algunos casos aislados que son trasladados al Hospital de Alta Complejidad y de allí, las muestras al Instituto Malbrán para evidenciar si hay o no una mutación de la cepa Manaos o es otra cepa distinta” puntualizó.

La importancia de los CAS

Por último, brindó detalles de la cantidad de personas que transitan la enfermedad en Clorinda, especificando la ocupación del 90% de las camas del Hospital “Cruz Felipe Arnedo”, ya sean de Unidad de Terapia Intensiva, terapia intensiva intermedia o aislamiento, mientras que en los CAS se observa una utilización de un 35 a 40%.

En ese sentido explicó que transitar la infección en la casa, representa una decisión peligrosa porque “la gente se siente más cómoda en el domicilio pero termina quemando etapas clínicas y cuando asisten a la consulta médica los cuadros respiratorios ya son complejos”

Por eso, al cerrar hizo hincapié en que el primer nivel de atención se da en los CAS, permitiendo además que allí las personas reciban el tratamiento con el suero hiperinmune.