La inversión de $132.421.160 concretada por el Gobierno provincial para la adquisición de los equipos garantiza a los formoseños del interior contar con este equipamiento de avanzada para estudios complejos, sin necesidad de viajar o trasladarse de su lugar de residencia.

Según se informó a la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), el Estado provincial realizó la compra de cuatro tomógrafos de tecnología avanzada: tres se distribuirán en los hospitales de las localidades de Clorinda, Laguna Blanca, Las Lomitas y uno para el Hospital Central.

Así también se transportará un tomógrafo al Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia, que se adquirió en el año 2015, pero estuvo guardado porque dicha obra fue paralizada por el expresidente Mauricio Macri.

Cabe recordar que ante la neutralización del Centro por la gestión de Cambiemos, el Gobierno provincial decidió reactivar la obra y hoy se encuentra casi finalizada, gracias a una importante inversión con fondos propios.

En cuanto a la logística para la distribución del equipamiento y cuáles son sus características, se precisó a esta Agencia que el Hospital Interdistrital de Laguna Blanca y el Hospital de las Lomitas recibirán tomógrafos de 64 cortes (Revolution Máxima Power) con sus estaciones de trabajo.

En tanto, los nosocomios de Clorinda y el Central de Formosa sumarán tomógrafos de 16 cortes (Óptima CT520) con sus estaciones de trabajo.

Dichos equipos cuentan con algoritmo de reconstrucción iterativo para estudios de bajas dosis, una inclinación: ±30°, 360° en 0,8s de velocidad de rotación, una capacidad de carga de 205 kilos, una potencia de 42 kW, entre otros aspectos técnicos.

Por otra parte, el tomógrafo helicoidal de 64 cortes GE Óptima CT660 posee una velocidad de 110 mm/sec o superior, un giro de 360 grados de rotación en 0.4, 0.5, 0.6, 0.7, 0.8, 0.9, 1.0 segundos, un espesor de corte menor a un milímetro en imágenes sagitales, coronales, oblicuas y volumétricas, filtro 3D para estudios de neuro, sistema de hardware y software para seguimiento del haz de rayos X para minimizar la dosis al paciente, filtrando de forma independiente para cuerpo, cabeza y aplicaciones cardíacas.

A su vez, tiene un display integrado LCD touch screen con funciones para realizar estudios a pacientes de emergencia sin necesidad de estar en consola.

En ese sentido, se puso de resalto que “contar con un tomógrafo de este tipo asegura la rapidez y efectividad en el tiempo porque se otorga un informe digital en 24 horas al paciente, se adquieren imágenes nítidas y sin artefactos en movimiento”.

“La gran diferencia que aporta un tomógrafo de 64 cortes es que permite optimizar el tiempo del estudio y reducir las dosis de radiación entregada al paciente, ya que cuenta con las últimas técnicas de reconstrucción iterativa”, se acentuó.

Satisfacción y agradecimiento

En contacto con AGENFOR, la doctora Bernardita Obst, directora del Hospital “Cruz Felipe Arnedo” de Clorinda, destacó su satisfacción y agradecimiento a las autoridades provinciales por la incorporación del nuevo equipamiento que “llegó en un momento crucial en el que estamos atravesando la pandemia de COVID-19”.

Este tomógrafo, dijo, se pondrá en funcionamiento “lo antes posible”, al estar dispuesto en el nosocomio dentro un sector que fue especialmente reacondicionado para la instalación de este nuevo equipamiento.

Además, sumó que el mismo “viene acompañado de la capacitación en el área de informática y la formación del personal idóneo responsable”. “Agradezco al gobernador Gildo Insfrán y el doctor Aníbal Gómez, que hicieron realidad este sueño que permitirá una mejor atención en la salud de todos