El aumento de casos sostenido que registra el país desde fines de 2020 despertó la alarma en el Gobierno sobre la necesidad de reactivar la ayuda social. En ese sentido, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, adelantó que “si hay un rebrote”, el Ejecutivo tomará “medidas de emergencia”.
“El presupuesto está pensado sin pandemia, si hay un rebrote vamos a incorporar medidas de excepción”, explicó el funcionario en declaraciones televisivas y aclaró que las mismas serán “independientemente de lo que está presupuestado hoy”.
Durante la cuarentena por coronavirus, decretada en marzo de 2020, el presidente Alberto Fernández anunció la puesta en marcha del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), un bono de $10 mil que se otorgó en tres oportunidades y alcanzó a 9 millones de personas.