Alberto Fernández: “Le pedí la renuncia con dolor a Ginés pero lo que hizo es imperdonable”

82

Luego de que el viernes estallara el escándalo de un vacunatorio VIP en el Ministerio de Salud de la Nación y que Alberto Fernández le pidiera la renuncia a Ginés González García, el Presidente se refirió por primera vez al tema aunque no habló públicamente si no que dejó trascender unas expresiones informales al diario Página 12.

“Le exigí la renuncia con dolor. Ginés (González García) era un gran ministro. Y además lo quiero. Pero lo que hizo es imperdonable. La política es ética, tenemos que terminar con este tipo de prácticas, con la cultura argentina de la viveza, la picardía, el manejo de las influencias”, sostuvo el mandatario.

El Presidente se enteró del escándalo en puerta el jueves por la tarde, mientras cenaba con el ministro de Economía, Martín Guzmán. Fue el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, quien le comunicó que el operativo de vacunación “paralelo” se convertiría en tapa del diario Clarín entre el viernes y el sábado siguientes.

“Yo no tolero cosas así. Ni hago cosas así. Manejo mi propio auto. Cuando no era funcionario y me ofrecían pasar al Salón VIP sin hacer cola, me negaba. Como presidente no puedo consentir que se concedan estos privilegios”, consideró Alberto Fernández.

Después de enterarse la noticia del vacunatorio VIP y durante ese mismo jueves, el presidente llamó a Ginés para pedirle explicaciones. El ex ministro le respondió que no le parecían graves los hechos, que él se encontraba en Entre Ríos y que quien estaba a cargo del operativo era su sobrino y asesor Lisandro Bonelli.

Además, durante esa charla, Ginés puso en duda que el escándalo se convirtiera en una publicación del medio de comunicación antes mencionado.

El viernes el presidente resolvió pedir la renuncia a González García y elegir como su reemplazante de manera inmediata a Carla Vizzotti, hasta entonces secretaria de Acceso a la Salud del ministerio.

“Siempre pensé que si no estaba Ginés, lo sucedería Carla. Es la continuidad de las muchas buenas políticas de Ginés”, afirmó Fernández.

El mandatario aseguró no haber consultado de las decisiones a tomar en el futuro sobre la cartera sanitaria ni sobre el escándalo en sí con la vicepresidenta Cristina Kirchner. “La llamé yo, para felicitarla por el cumpleaños. A la tarde, cuando estaba todo resuelto. Me apoyó en todo pero no le pedí consejos previos”, advirtió el presidente